DOCUMENTS DE LA FESTA

 

EPÍTOME HISTÓRICO DE ELCHE DESDE SU FUNDACIÓN HASTA
LA VENIDA DE LA VIRGEN INCLUSIVE Y TRADUCCIÓN
DE LA FIESTA QUE CON MOTIVO DE ESTA VENIDA
ANUALMENTE SE CELEBRA EN LOS DÍAS
14 Y 15 DE AGOSTO*

 

Francisco Fuentes Agulló

 

 

 

PRÓLOGO

[3] Amados compatricios: la presente traducción que tengo el honor de ofreceros, no creais ha sido obra del interés sino más bien del amor. Yo compadecía á los forasteros que abandonando sus casas, bienes y hasta sus familias, se personaban en nuestra Insigne Parroquial Iglesia de Santa María á ayudarnos á solemnizar el acto que con el mayor entusiasmo se representa todos los años, sin poder comprender la menor de esas palabras, que cada una de por sí encierra un misterio, hasta que se tradujo con más ó menos [4] libertad toda la fiesta; mas esta traduccion fué bella si; pero no enteramente conforme al original Lemosino, por querer transportarla con la elegancia de la Poesía, enteramente desterrada de esta última traduccion, la cual no es otro que verdadera prosa.

Ahora bien carísimos paisanos, ¿y no parece que se arranca de nuestro corazón, un deseo de satisfacer las justas interpolaciones, que en esos dias, con la mayor alegría nos dirigen, solicitándo, con ansiedad saber algo de nuestras glorias? Si, hijos de la memorable Illice, si, y hed aqui porque me he determinado á dar la presente traduccion, de la fiesta consagrada á nuestra especial Patrona, y protectora principal, en los dias 14 y 15 de Agosto, con los diversos caracteres, que la distinguen de la anterior, fiado en que las muchas faltas que en ella notareis, no las echareis en rostro, no, (no es propio de la sensatez del Público Ilicitano) sino antes bien en eterno olvido. [5]

 

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA ANTIGUA CIUDAD HOY VILLA DE ELCHE

Dios levantó la mano poderosa que pesaba sobre los hijos de los hombres, y saliendo Noé con sus tres hijos, Sem, Cam y Japhet del arca, donde se habian libertado de la general inundacion, repartió entre estos tres la tierra, correspondiendo á Sem el Asia, á Cam el Africa y á Japhet la Europa.

Olvidando los hombres el beneficio que habian recibido, intentaron fatuamente levantar la soberbia Torre de Babel, mas Dios les castigó con la confusion de idiomas, viendose por lo tanto obligados á esparcirse por toda la tierra, y ocupar cada uno la parte que le habia tocado. Entonces vinieron a España Tubal, hijo de Japhet y nieto de Noé con sus hijos, pisaron el suelo mismo que hoy habitan los hijos de Elche, fundando ese monumento, que todavia existe entre nosotros con el nombre de Castillo de Calahorra, en el año 2160 antes de la venida de Jesu-Cristo.

[6] Cuando los Griegos Fosenses invadieron á España, este sitio que estaba poblado de palmas les estimuló á que fundasen esta poblacion, en lo que hoy se entiende con el nombre del partido de la Alcudia, donde todavia quedan vestigios de dicha poblacion, dándo los nombres de illicia, illucia y ilice, (por su Capitan llamado illis,) á esta nueva poblacion 333 años antes de J. C.

El año 234 antes de J. C. Y el 3766 de la creacion del mundo fué subyugada como toda Iberia, á la dominación ominosa de los de Cartago, siendo teatro de las tristes escenas, que afligieron á todo el reyno Español, hasta que los Romanos se enseñorearon de ella, y la sometieron á su vasto imperio, espulsando á los Cartagineses, 203 años antes de la venida de J. C.

12 años despues, ó sea el 191 antes de J. C., mudaron la poblacion donde hoy se halla, entre el rio Sicabis,1 y el Castillo de Calahorra, ciñiéndola con 4 fuertes inexpugnables torreónes, y la puerta principal estaba pegada á la Cala-[7]horra, con puente levadizo, siendo indudablemente esta la causa, de que hoy se diga alli la puerta de la villa.

Servía de foso á las murallas por el Oeste el Rio, de donde arrancaban los fosos de Sud y Norte, el primero por lo que hoy es plaza mayor y corredera, hasta el Trinquete, donde estaba la torre del ángulo Sudeste, y seguía por el Este de la poblacion, pasando por delante de la Calahorra, hasta llegar al huerto de la Virgen, desde donde corria por la parte Norte, hasta meterse en el Rio.

El Cesar Octaviano Augusto, en el primer año de su imperio que fué 42 antes del nacimiento de J. C. la dió el título de Colonia Romana, le concedió el derecho Itálico, de modo que llegaron á batir moneda en tiempos de Cayo Balbo y Lucio Porcio con las armas propias de Illice2 gozando por lo tanto los habitantes de esta Ciudad, todas las inmunidades peculiares y exclusivas de los descendientes de rómulo. Asi continuó con el mayor esplendor, todo el tiempo que fué dominada por los Romanos, quienes hicieron cuanto estuvo de su [8] parte, por hacerla igual á las mas soberbias Ciudades de su Imperio.

Pero no fueron menores las glorias que adquirió, cuando viniendo Santiago a la Peninsula, promulgó la ley Evangélica en el año 34 de la venida de J. C. En este mismo año predicó en Elche S. Indalecio, uno de los siete discípulos Españoles del Santo Apóstol, que en el año siguiente fué consagrado Obispo en Roma por S. Pedro. Grandes y copiosos frutos de santidad, produjo la semilla de la palabra de Dios, sembrada sobres esta feracisima tierra, asi que, en los siguientes años 36 y 37 se edificó Iglesia en esta antiquísima Colonia, la que inmediatamente fué erigida en Catedral, á instancias de los santos Obispos Indalecio y Fufrasio, permaneciendo por espacio de 679 años la silla Episcopal en Elche, sufragánea de la Metropolitana de Toledo, al mismo tiempo que lo eran, Valencia, Segorbe, Xativa y Denia (Fr. Diago C. 25 lib. 4 an. d. R.) siendo Obispos de esta Diócesis, San Máximo, Juan, Sanable, Serpentino, Ubinidal, Leandro, Emmila, Eppa, Teodoguto y S. Tiestes. Este último era Obispo, cuando los Moros invadieron la España, y padeció martirio en Murcia.3

[9] Tambien cuenta un brillante catálogo de Santos, hijos de esta célebre patria como son: S. Indalecio que fué el primero que informó la fé de Jesucristo, S. Agathángelo, S. Bibiano Obispo de la Ciudad de Santóna en Francia, S. Venancio Fortunato, S. Flaviano Martir, S. Máximo Confesor, S. Tiestes Obispo y Martir, Santa Eulalia Martir, Santa Corona, Santa Drafosa Vírgenes y Santa Viviana hija de Flabio Viviano.4

Pero todas estas glorias se eclipsaron poco despues, por las atroces incursiones, y molestas vejaciones de los bárbaros, que se apoderaron de ella despues de sangrientas luchas, en el año 716 en que fué la conquista de este reyno por los árabes, al mando del capitán Abdalazis, hijo del caudillo africano Múzá, transformando á la señora de las gentes, en vil esclava de los mas crueles tiranos, derribando esta poblacion, demoliendo su Iglesia Catedral, destruyendo las murallas y dejando únicamente en pie el Castillo de la Calahorra, sepultando aquel antiguo esplendor con que victoriosa, se ostentaba Illice, y convirtiéndola en derrotada plaza, en donde apenas quedaban vestigios [10] sobre los cuales fijándose los transeuntes, pudieran decir: «he aquí el lugar donde tenia colocadas sus plantas Illice noble, he aquí el sitio donde se ostentaba la magnificiencia de la Ciudad populosa, he aquí el conjunto de glorias, amontonadas por los hijos de la bella Illice.»

Asi quedó este sitio sumido en profundo silencio, sin mas moradores que los que cuidaban la Calahorra, hasta que por decreto de Abdul Malic, se reedificó en el año 737, poniéndole por nombre Jahz-Arrabech en el año 1012 Habubecár Alcamin Rey de Valencia, que despues se permutó con las noticias de su antiguo nombre, dándole el de Elig que es Elche.

Llegó por fin el dia en que Elche, se habia de ver libre de la bárbara dominacion de los Moros, y al frente de los hijos de esta poblacion el rey D. Jaime I de Aragon, consiguio conquistarla de los árabes en el año 1265, por el mes de Agosto, (con ciertas capitulaciones que se les guardaron, hasta que el rey D. Felipe III los espulsó de toda España en el año 1610), y libres ya los cristianos de esta dura esclavitud, levantaron las manos al cielo en señal de agradecimiento, votando hacer una fiesta á la reyna de los Angeles, Maria Santisima, bajo una de sus enfáticas advocaciones, mas fluctuando entre la multitud de estrellas, que [11] forman la radiante diadema de esta Augusta y Soberana Virgen, se hallaban irresolutos, no atreviéndose á deliberar; ni determinaban cual de estas flores plantadas en el místico jardin de su vida escogerían para ofrecerla en holocausto á la veneranda Señora, y entonces fue cuando tocando en lo mas exceleso del trono de la providencia, los ecos que se elevaban por los aires como misterioso aroma, pronunciados por los Ilicitanos, quiso el cielo siempre benigno y compasivo, premiar los fervorosos deseos de los hijos de Elche, embiándoles esa imágen venturosa, que en dias de vértigo y tribulacion, apareció cual otro Iris en las nubes para calmar la agitacion religiosa, reynante en la feliz Illice.

Asi pues era por Mayo de 1266 segun unos,5 y por Diciembre de 1370 segun [12] otros, cuando discurriendo por la costa del Mediterráneo, hácia la playa y puerto de Santa Pola, que entonces era de Elche, ciertos vecinos de esta Villa, entre ellos Francisco Cantó, cuyo nombre será inmortal para los hijos de Illice, distinguieron entre las blancas espumas de sus azuladas olas, una arca, que rápidamente se acercba á la orilla, embatida por el natural movimiento de las aguas, y el soplo divino que allí obraba. Extragéronla, y asentada la misteriosa arca sobre la arena, se apresuraron á descerrajarla, y hallaron la preciosa imágen de Nuestra Señora de la Asuncion, que segun el título sobre el arca colocado, decia ser para illice.

En el momento uno de aquellos venturosos hombres, partió á dar noticia del misterioso suceso á las Autoridades Eclesiásticas y Civiles de esta Villa, quienes inmediatamente acudieron, acompañados de la multitud del pueblo, á ver la prenda mas preciosa, que en el mundo se puede desear. [13] Llegó por fin aquella desordenada procesion, y arrebatados todos, postráronse de rodillas á tributar la bien venida á Ntra. Sra. al suelo Ilicitano, y cantando un solemnisimo Te Deum, levantaron la divina Imágen que con el mayor órden, profusion de júbilo y encanto de cuantos lo miraban, la condujeron á esta Villa, en donde sin cesár, muestra ser verdadera madre, no tardando mucho en volar la fama de este prodijio hasta regiones las mas remotas. Dentro de la misma arca, se hallaron unos libros manuales, escritos en lemosino, que esplicaban como habian de celebrarse á Nuestra gran patrona, los misterios de su dichosa muerte, y Asuncion triunfante á los cielos que es como anualmente se celebra en los dias 14 y 15 de Agosto, en su Insigne Parroquial Iglesia de Santa Maria de Elche.

Ea pues Illicia, gloríate en este dia de ventura, tu cabeza erguida se humilló, cuando tus mas funestos enemigos, se apoderaron de tí com el Leon rugiente de la presa; pero hoy, que gracias al cielo, ves tus manos y tus pies libres de las cerecedas, con que te tenian aprisionada tus adversarios, levanta tu ilustre cabeza, y si las Naciones, los Reynos, las Ciudades y los pueblos limítrofes, preguntan la causa de verte ayer humillada, hoy erguida, hoy ensalzada y ayer abatida, responde con noble altívez, [14] ayer me dominaban y hoy me veneran, ayer era esclava y hoy señora, ayer... mas nada de esto te entusiasme, sepulta tus blasones en el inferior abismo, y asiéndote unicamente, de ese estandarte peregrino, de ese busto sacrosanto, de esa imágen venerada, enronquece tus fauces á fuerza de clamar, levanta tus voces hacia el cielo, y prorumpe en himnos de accion de gracias, al fuerte brazo que te ha enriquecido con esa brillante enseña, de la cual, émulos tus vecinos, envidian tu repetida gloria.

[15]

TRADUCCION LITERAL DE LA FIESTA

que en lengua Lemosina

se celebra en los días 14 y 15 de agosto

á la virgen de la asuncion, por los

habitantes de la villa de elche.

___________________

Dia primero.

__

            Concluidas solemnes Vísperas, entra la Maria en representacion de la Virgen y arrodillada en medio del corredor, canta:

Lemosino.
 

Castellano.
 

¡Ay trista vida corporal!

¡O mon cruel tan desigual!

¿Trista de mí yo que faré?

¿Lo meu car fill cuan lo veuré?

¡Ay triste vide mortal!

¡Oh cruel mundo desigual!

¿Triste de mi yo que haré?

¿Mi amado hijo cuando lo gozaré?

[16] Pasa un poco mas adelante y arrodillada ante el huerto, dice:

¡O sant verger Getsemani!

Onc fonc pres lo Señor aqui,

En tu finá tracte cruel,

Contra el Señor de Israel.

¡Oh jardin de Gethsemani!

Donde fué preso el Señor,

En ti se dió trato cruel

Al verdadero Dios de Israel.

 Postrada enfrente de la cruz, canta:

¡O abre sant digne de onor!

Car sobre tots es lo millor,

En tu volgé sanc escampar

Aquel qui lo mon volgé salvar.

¡Oh árbol digno de honor!

Sobre todos el mejor,

En tí su sangre derramó

Aquel que el mundo salvó.

 Pasa el Sepulcro, y dice:

¡O sant Sepulcre virtuos!

En dignitat mol valerós

Puix en tu estigué y reposà

Aquel, qui cel y mon creá.

¡Oh Sepulcro de virtud!

Superior á todos en valor,

En ti estuvo y descansó,

El que cielo y tierra crió.

 Sube la María al tabaldo, y arrodillada sobre su rica cama, esclama:

Gran desig me á vengut al cor

Del meu car fill, ple de amor

Tan gran, que nou podia dir

On per remey desig morir.

Un gran deseo me ha venido

De ver á mi amado hijo,

Deseo, que no puedo decir,

Por el cual anhelo morir.

 [17] Acabada esta copla, sale del cielo una dorada nube, y abriéndose aparece en medio de ella un Angel cantando lo siguiente:

Deu vos salve, Verge Imperial,

Mare del Rey celestial,

Yo us port saluts é salvament

Del vostre fill omnipotent.

Lo vostre fill qui tan amau,

É ab gran goig lo desijau

Ell vos espera ab gran amor

Per ensalsarvos en honor.

É diu que al ters jou sens duptar

Ell absiens vol apellar

Alt en lo Reyne celestial

Per Regina Angelical.

Emanam queus la portas,

Aquesta palma eus la donas,

Que us la fasán davan portár

Quant vos porten á soterrar.

Dios os salve Virgen imperial

Madre del Rey celestial,

Yo os anuncio salud eternamente

De parte de vuestro hijo omnipotente.

Vuestro hijo á quien amais

Y con tanto gozo deseais,

Os espera con grande amor

Para ensalzaros en honor.

Y dice que al tercer dia

Entre los suyos os quiere proclamar

Arriba en el Reyno celestial

Por verdadera reyna Angelical.

Y manda que esta palma que aqui veeis

Antes de vuestra muerte la deis

Para que la puedan llevar,

Cuando os lleven á sepultar.

 En esto llega el Angel donde está la María, saca la palma, la besa y la entrega á la misma, que responde:

Angel plaent é illuminos

Si gracia trop yo davan vos,

Un dó vos vull demanar

[18] Prec vos no mel vullau negar.

Al molt ser si posible es

Ans de la mia fi, yo ver

Los Apostols asi justar

Per lo meu cos soterrar.

Angel resplandeciente

Si gracia he encontrado,

Un don quiero pedir

Que no me será negado.

En el momento si posible es,

Antes de mi fin yo ver

Los Apóstoles aqui llegar

Para mi cuerpo enterrar.

Responde el Angel elevándose hacia el cielo.

Los Apostols asi serán

Y tots ab brevetat vendrán,

Car Deu qui es omnipotent

Los portara soptosament.

Y puix Verge ó demanau,

Lo eterne Deu diu, que li plau

Que sien asi sens dilació

Per vostra consolació.

Los Apóstoles aqui estarán

Y con brevedad vendrán,

El Dios Omnipotente

Los traerá prontamente.

Y pues Vírgen tu lo pides,

El eterno Dios tambien dice,

Que serán aqui al momento

Para tu mayor contento.

 Se cierra la nube, desaparece el Angel, y entra S. Juan que abrazándose de la Maria, la saluda con las siguientes palabras:

Saluts, honor é salvament

Sia á vos, mare exelent,

Y lo señor qui es del tró

Vos done consolació.

Salud, honor y complacencia

Sea á vos, madre exelente,

Y el absoluto señor del cielo

Os dé cumplido consuelo.

 Responde la María.

¡Ay fill Joan é amich meu!

Conforteus, lo ver fill de Deu

Car lo meu cor, es molt plaent

Del vostre bon adveniment.

¡Ay fill Joan! si á vos plau

Aquesta palma vos prengau,

Y la fasau davant portar

Quant me porten á soterrar.

¡Ay Juan hijo querido!

El hijo de Dios te conforte,

Mi corazon se llena de alegría

Al daros vuestra bien venida.

¡Ay hijo Juan! si a vos place

Esta celeste palma tomar,

La habeis tambien de llevar

Cuando mi cuerpo hayan de enterrar.

 [19] Toma S. Juan la palma, la besa y llorando esclama:

¡Ay trista vida corporal!

¡O mon cruel tan desigual!

¡O llasmes qui! ¿yo que faré?

¡O trist de mi! ¿y on iré?

¡O Verge Reyna Imperial

Mare del Rey celestial!

¿Con nos dejau ab gran dolor

Sens ningun cap ne Regidor?

 

¡Ay triste vida mortal!

¡Oh cruel mundo, desigual!

¡Lance terrible! ¿yo que haré?

¡Triste de mi! ¿á donde iré?

¡Oh Virgen Reyna Imperial

Madre del Rey celestial!

¿Porque nos dejais con dolor

Sin cabeza ni rector?

 

Pasa al otro lado.

¡O Apostols é germans meus!

Veniu plorem ab tristes veus

Car hui perdem tot nostre be

Y lo clar govern de nostra fé.

¿Sens vos señora que farém?

¿E ab quiens aconsolarém?

De ulls é de cor devem plorar

Mentres viurém, é sospirar.

¡Oh Apostoles y hermanos mios!

Venid, llorad con tristes voces

La pérdida de nuestro bien

Y el gobierno de nuestra fé.

¿Sin vos señora que haremos?

¿Con que nos consolaremos?

Con razon debemos llorar

Mientras vivamos, suspirar.

Entra S. Pedro, adora á la María y despues de abrazado de S. Juan, canta:

Verge humil, flor de onor,

Mare de nostre Redentor,

Saluts, onor é salvament

Vos done Deu Omnipotent.

Vírgen humilde flor de honor

Madre de nuestro Redentor,

Salud y honor eternamente

Os dé Dios Omnipotente.

 Entran los Apóstoles, y suben al tablado, escepto tres de ellos, que quedándose en el corredor cantan:

¡O poder del alt Imperi!

Señor de tots los creats

Cert es, aquest gran misteri

Ser asi tots ajustats.

[20] De les parts de asi estrañes

Som venguts molt prestament

Pasánt viles y montañes

En meñs temps de un moment.

Ab gran goix sens improperi

Som asi en breu portats,

Cert es aquest gran misteri

Ser asi tots ajustats.

¡Oh poder del alto Império!

Señor de todos los criados

Cierto es, que es el mayor misterio

El estar aqui todos congregados.

De partes de aqui lejanas

Hemos venido con presteza,

Pasando villas y montañas

Con inaudíta ligereza.

Con gozo y sin improperio

Somos a qui en breve traidos,

Es pues el mayor misterio

El estar aqui todos reunidos.

 Apóstoles todos arrodillados:

Salve, Regina Princesa,

Mater Regis Angelorum,

Advoccata peccatorum,

Consolatrix aflictorum.

Lo omnipotent Deu fill vostre

Per nostra consolació,

Fa la tal congregació

En lo sant conspecte vostre.

Vos molt pura é defesa

Reatus patrum nostrorum,

Advoccata peccatorum

Consolatrix aflictorum.

Dios te salve, Reyna Princesa

Madre del Rey de los Angeles,

Abogada de pecadores,

Consuelo de afligidos.

Vuestro hijo Omnipotente

Por nuestra consolacion,

Hace esta congregacion

En vuestra santa presencia.

Vos purisima y libre

Del reato de nuestros padres,

Abogada de pecadores

Consuelo de afligidos.

San Pedro.

¡O Deu valéu! ¿y que es asó

De aquesta congregació?

Algun misteri amagat,

Vol Deu nos sia revelat.

¡Oh Dios gran Jeovah!,

¿Qué significa esta reunión?

Algun profundo misterio,

Nos quiere Dios revelar

  [21] La María ya moribunda:

Los meus cars fills, puix sou venguts,

Y lo Señor vos aja duts,

Mon cos vos sia acomanat

Lo soterreu en Josafat.

Amados hijos mios, ya que habeis venido,

Y el Señor os ha traido,

A vos mi cuerpo es entregado

Para en Josaphat ser enterrado.

 Abrese de repente el cielo, y sale el Araceli: Los Apóstoles arrodillados ante la verdadera Imágen que yace como muerta, cantan:

¡O cos sant glorificat

De la Verge santa y pura!

Huy serás tu sepultat,

Y reynarás en la altura.

¡Oh cuerpo santo glorificado

De la Vírgen santa y pura!

Hoy serás tu sepultado

Y reynarás en la altura.

  Araceli.

Esposa é mare de Deu,

A nos angels seguireu,

Sereu en cadira Real

En lo reyne Celestial.

Car puix en vos reposá,

Aquel qui cel y mon creá

Deveu aver exalsament

É corona molt exelent.

Apostols é amichs de Deu,

Este cos sagrat prendréu,

É portaulo á Josaphat

On vol sia sepultat.

Esposa y madre de Dios

A nosotros ángeles seguireis

Y en silla real os sentareis

En el reyno Celestial.

Ya que en vos descansó,

El que cielo y mundo crió

Deveis ser ensalzada

Y con excelencia coronada.

Apóstoles de Dios amados

El sagrado cuerpo tomareis,

Y á Josaphat lo llevereis

Donde quiere ser enterrado.

 Entra en el cielo el alma de la Vírgen,

con lo que se finaliza la función

del primer dia.

[22]

Dia segúndo.

__

Entran los Apóstoles y Marías, estas se quedan en el corredor y despues de adorar la Vírgen los Apóstoles, cantan:

Par nos germans devem anár

Ajá á les Maries pregár,

Devotament vullen venir

Pera la Verge sepelir.

Como hermanos devemos bajar

Y á las Marias pedir

Con devocion quieran venir

Para la Vírgen enterrar.

  Bajan al corredor.

A vos altres venim pregár

Cuant sems aném á soterrar

La Verge Mare de Deu,

Puix tan bé á fet per nos,

Eaném tots

Ab amor y alegría,

Per amor del Redentor

É de la Verge María

É de la Verge María.

A vosotras venimos á rogar

Ahora que vamos á sepultar

La Vírgen madre de Dios,

Y si tanto hizo por nosotros,

Corramos todos presurosos

Con el mas tierno amor

Y perfecta alegría,

Tanto por el Redentor

Como por la Virgen María.

 Adoran la Vírgen cuando suben y S. Pedro canta:

Preneu vos, Joan, la palma preciosa

É portaula davant los cos glorificat,

Ans que als cels sen aguest pujat

Car axi ú diu la Verge gloriosa.

Tomad vos, Juan, la palma preciosa.

Y llevádla ante el cuerpo glorificado

Antes que á los cielos sea elevado

Pues asi lo dijo la Vírgen gloriosa.

 [23] Responde S. Juan:

De grat pendre la palma preciosa

E cumpliré lo que aveu manat,

Puix que aveu   potestat copiosa

De condenar de lir tot pecat.

Con gusto tomaré la palma preciosa

Y cumpliré lo que habeis mandado,

Pues teneis potestad copiosa

De perdonar todo pecado.

 Arrodillados los Apóstoles cantan delante del tálamo.

Flor de virginal bellesa,

Temple de humilitat,

On la sancta Trinitat

Fonc enclosa é defesa.

Pregam vos cos mol sagrat,

Que de nostra parentat,

Vos á cort tota vegada,

Cuant sereu als cels pujada.

Flor de virginal belleza,

Templo de humildad,

Donde la santa Trinidad

Estuvo depositada.

Os pedimos cuerpo sagrado,

Que de este Apostolado

Os acordeis cada momento,

Que arriba gozeis contento.

In exitu Israel de Egipto;
Domus Jacob de populo barbaro.

 Ahora toman los Apóstoles la Imágen y la llevan con gran solemnidad bajo del Palio, cantando el mismo salmo, In exitu Israel, y despues se despiden del cuerpo sagrado, diciendo:

Ans de entrar en sepultura

Aque est cos glorificat

De la Verge santa y pura,

Adoremlo de bon grat

Contemplant la tal figura,

Ab contrició y dolor

[24] De la Verge santa y pura,

En servey del creador.

Antes que entre en sepultura

Este cuerpo glorificado

De la Vírgen santa y pura,

Adorémosle con amor

Respetando esta figura,

Que es de tanta magestad

Con contricion y dolor

En servicio del Criador.

 Mientras todas adoran la Imágen, los Apóstoles repiten el In exitu, y despues le dan sepultura, al tiempo que saliendo el Aracéli del cielo canta:

Levantaus Reyna exelent,

Mare de Deu Omnipotent,

Veníu, sereu coronada

En la celestial morada.

Levantáos Reyna exelente,

Madre del Dios Omnipotente,

Venid y sereis coronada

En la Celestial morada.

 Llega al sepulcro el Aracéli y colocada alli la Imágen la suben esparciendo magestad, pisando la Luna y en el momento sale la Trinidad á la puerta del cielo á recibir á esta Señora, que acompañada de Angeles va elevándose, los que cantan:

Alegraus que huy vereu

De qui sou esposa é mare,

É també vereu lo Pare,

Del car fill y eterne Deu.

Alli estareu sens tristor,

On pregareu per lo pecador

É regnareu eternalment

Contemplant Deu Omnipotent.

Alegraos que hoy vereis

De quien sois esposa y madre,

Y tambien vereis al Padre

Del hijo eterno de Dios.

Sin tristeza alli estareis

Y por el pecador rogareis,

Reynando eternamente

Con el Dios Omnipotente.

 En esto entra Santo Tomas, y descubriéndo en lo alto el resplandeciente solio en que sube la Vírgen; esclama:

¡De ves fort desaventura!

¡De mi trists, desaconsolat!

Que non sia yo trobat

En esta santa sepultura

[25] Prec vos Verge exelent,

Mare de Deu Omnipotent,

Vos me ajau per escusat

Que les Indies me han ocupat.

¡Que fuerte desventura!

¡De mi triste, desconsolado!

No haberme yo encontrado

En esta santa sepultura.

Os suplico Virgen exelente,

Madre del Dios Omnipotente

Me tengais por escusado

Que las Indias me han ocupado.

 Trinidad.

Vos siáu ben arribada

A reynar eternalment,

On tantos de continent

Per nos seréu coronada.

Vos seais bien llegada

A reynar continuamente,

Por tanto eternamente

Quedeis por nos coronada.

 Araceli.

Gloria patri et filio et Spiritu Santo:
Sicut erat in principio et nunc et sempere et in
sæcula sæculorum.
Amen.

 

_________________________

 

*     Imp. M. Santamaria, Elx, 1855.

1    El Rio que entonces regaba este término, se llamaba Sicabis y también Estade; se cortó cuando Arabia inundó á España y destruyó este pueblo, fundando en sus vertientes muchas poblaciones, como: Bañeras, Villena, Elda, Sax, Novelda, Aspe y Monforte.

2    El escudo de armas antiguo de esta Ciudad es el mismo que hoy se usa, el cual fué archivado en Tarragona, y después de la irrupcion de los árabes, fué enviado por D. Antonio Agustin Arzobispo de la misma.

3     A pesar de haber sido mayor el número de Obispos que ha tenido esta silla, no se encuentra hoy la memoria de otros.

4     En la torre de la Insigne Iglesia de santa Maria de esta villa, se hallan escritos sobre mármol los santos hijos de esta antiquísima Ciudad en la lápida de la derecha.

5     Parece mas cierta la noticia de la venida de la Virgen en este año 1266, que en el de 1370, ya por estar confirmada en el archivo de esta villa, sacado á luz de los papeles de Francisco Castells de Urquis, que en el año 1333, siendo síndico, trasladó de los archivos, los que posteriormente fueron robados, quedando únicamente estas antiquedades particulares, de donde se formó el libro titulado, Racional mayor de esta Ilustre Villa, diciendo que vino la Virgen en 1266 y claro está que habia venido en dicho año porque sino vino hasta 1370 ¿cómo se habia de forjar en el 1333 que vino una Imágen de la que todavia nadie podia tener noticia, y en la que no hay divergencia en el modo, sino unicamente en el tiempo? Mas, en 1370 se concluyó la obra de la torre de Santa Maria, última que se hizo, como consta de una Lápida de mármol blanco, que se custodiaba en la casa del Dr. D. José Anton, Procurador General en 1717 y esta antiguedad, se ha confundido seguramente con la de la venida de la Virgen.