Tornar al Portal La Tramoia

 PERE IBARRA                                 

Articles sobre la Festa 

 

LA FESTA DE ELCHE

POR DON F. PEDRELL*

 

   Con mucho gusto publicamos la siguiente carta del gran maestro, acompañada de una preciosa nota traducida de un periódico de Londres, lo que prueba la resonancia que ha tenido en aquella capital, la publicación del artículo que, acerca de nuestra célebre Festa, ha publicado en la Revista musical berlinesa, de que dimos cuenta, el afamado músico español.

«Madrid 14 de Marzo de 1901

   Sr. D. Pedro Ibarra

   Querido amigo: Traduzco del The Daily Graphic lo que verá adjunto (anotándolo para mayor claridad) para que lo inserten en El Pueblo de Elche y que espero verán con gusto los illicitanos.

   Ayer me escribió D. Luis Cruz, mandándome dos números de los que yo pedía. Está animadísimo á hacer algo.

   Deberían ustedes reunirse una Junta de notables (haciendo caso omiso de la política corruptora) para restaurar la representación, y proceder á encabezar una lista de adherentes para publicar un libro (textos y toda música) definitivo de la Festa según las ideas que he comunicado á usted y á dos Luis.

   Véanse, y mientras escribo á don Luis, sírvase adelantarle mis ideas.

   Todo de usted affmo. amigo

   F. Pedrell

   He aquí la nota:

   «Traducimos de The Daily Graphic, periódico londonense, del día 9 de Marzo del corriente, las noticias siguientes que tienen relación con la Festa famosa de Elche y del estudio que á ella ha dedicado el académico y maestro don Felipe Pedrell.

   El Misterio de Elche. En el número actual de la Sammelbande der Internationalen Musik-gesellschaft hay un artículo en extremo interesante del maestro Pedrell, reconocido musicógrafo español, sobre la maravillosa obra de este título, Festa de Elche, que se ejecuta anualmente durante la víspera y fiesta de la Asunción de la Virgen, en la ciudad española de Elche.

   Elche es una de las más hermosas poblaciones orientales de España, situada cerca de la costa del Mediterráneo y rodeada de arboledas de palmeras y de granados. Según la leyenda llegó un día á Elche un arca navegando sobre el mar, conteniendo una imagen de la Virgen, el texto y la música del Misterio, tal como se ejecuta anualmente en su honor. El maestro Pedrell, con gran circunspección, trata de la leyenda y prueba con gran copia de razones, que la letra y la música, tal como hoy se ejecutan, datan solamente de la décima sexta centuria, cuyo contenido, sin embargo, es evidente que sobrevive á una obra anterior la cual puede remontarse muy bien á una fecha tan lejana como la décima tercera centuria.

España y Ober-Ammergan.

   El Misterio de Elche se diferencia de la Pasión de Ober-Ammergan en que aquel no contiene diálogo hablado. Las palabras del Misterio de Elche son todas cantadas y la música es enteramente obra de compositores del mejor (¡!) y más puro período de la música española, que tiene un gran valor artístico.

   La obra, ó mejor dicho, la representación se hace en dos días. Se ejecuta en la Iglesia principal de Elche, debidamente transformada para el caso. La primera parte se celebra el día de la víspera de la Asunción y la segunda el día siguiente ó festividad de la Virgen.

   La obra por su sencillez y sentimiento poético-religioso no sufre comparación con la Pasión de Ober-Ammergan.

   Un aspecto original de la obra es, todavía, la esmerada maquinaria ó tramoya para hacer intervenir los personajes celestes desde la cúpula de la iglesia hasta el catafalco en que actuan los apóstoles y demás interlocutores del Misterio.»

   Hasta aquí la nota del periódico inglés que nos envía el señor Pedrell.

   Muy meritoria y digna de apaluso, es la obra del señor Pedrell.

   Venir á Elche en alas de su entusiasmo por el arte musical; asistir con religioso arrobamiento y profunda atención á la historiada representación de la clásica Festa. Seguir compás por compás y nota por nota, con la vista fija en una excelente copia del consueta, la ejecucuón de la maravillosa partitura. Estuadiarla, comparándola con otras obras del arte antiguo, y publicar el resultado de su admitable estudio, en un periódico profesional de la culta Alemania, para que sea conocida de todo el mundo y podernos decir á los illicitanos: ahí tienen ustedes, lo que es la Festa mayor de su pueblo.

   Illicitanos; ¡gloria al gran músico Pedrell: loor eterno al queha dado á luz nuestro tesoro! El egregio Marqués de Molins en sus estudios acerca de la Festa; Vidal y Valenciano, mi hermano del alma y tantos otros que se han ocupado en el estudio de tan admirable representación, todos se lamentaban de la falta de un estudio crítico-musical, del Drama: todos echan de menos el genio capaz de abarcar con una mirada el ayer y el hoy del arte patrio; todos se postran de rodillas ante esos amarillentos papaeles y confiesan su impotencia para juzgar una obra que ha resistido al embate de los siglos, cual diamante purísimo en medio de la grava. Y ese estudio, ese juicio crítico de la obra monumental illicitana, lo tenemos ya, gracias á la portentosa labor del insigne maestro Pedrell.

   Illicitanos, tanto como tenemos grabada en nuestro corazón esa hermosa representación del glorioso Tránsito de nuestra Patrona á los cielos, tendremos de hoy más el nombre del ilustre músico que con su génio ha descorrido el velo que cubriera el Misterio sublime de Elche.

   Propugno á mis conciudadanos, que como un acto ostensible de gratitud, admiración y entusiasmo se escriba el nombre del eximio artista don Felipe Pedrell, en pintura roja, sobre el muro de la iglesia de Santa Maria, com antes se hacía con los panegiristas de nuestra Religión.

   ¡Nuestro eterno agradecimiento á D. Felipe Pedrell!

Pedro Ibarra

 

_________________________

 

*   El Pueblo de Elche, Elx, 24-03-1901.

 

 

TORNAR